Los orígenes de la música Chillout (I)

Regularmente los chicos de Café del Mar Music os van presentando sus compilaciones en Spotify con los ritmos chillout que más están sonando en los últimos meses. Muchas veces nos dejamos llevar por el ritmo y no nos paramos a pensar sobre los orígenes de este género musical que tantas alegrías y momentos nos ha brindado en el pasado.

Así que hoy nos gustaría alejarnos un poquito de nuestra temática habitual para sumergirnos en los inicios de esta corriente musical que dio comienzo a principios de los años 90 evolucionando en paralelo con la revolución de la música dance.

Las primeras zonas chillout empezaron a aparecer en los clubes a principios de los años 90 como alternativa a las pistas de baile bajo la necesidad de crear una zona más tranquila en la que ofrecer a los clientes un espacio para relajarse, charlar y disfrutar de la noche de manera mucho más reposada. Y evidentemente, la música de estas zonas debía ir en consonancia con la finalidad de la misma, así que hubo que bajarle los BPM a la frenética música dance y buscar una alternativa más pausada, relajada y que nos sumergiera en un estado de calma y relajación.

Fue una época en la que la música electrónica evolucionaba a ritmo endiablado e incorporaba nuevos elementos. Por aquel entonces, algunos productores ralentizaron los ritmos y utilizaron sintetizadores y samplers para crear paisajes sonoros muy melódicos creando un estilo que se puede considerar el precursor de la música chillout. En 1992-1993, artistas como The Orb se dedicaban a perfilar estos nuevos sonidos bajando aún más los BPMs concentrando sus esfuerzos en sonidos mínimos, profundos y evocadores.

Ibiza participó activamente en el desarrollo de la música chillout. Cuando empezó a ganar popvolumenIularidad como un destino de vacaciones clubbing, muchos promotores del Reino Unido viajaron a nuestra querida la isla para inundar la noche ibizenca con las primeras pinceladas de un chillout que por entonces era algo casi experimental. Fue por aquella época cuando Café del Mar aprovechó ese soplo de aire fresco para fusionar el chillout con uno de sus activos más valorados: las puestas de Sol. La verdad que fue una gran acierto para nosotros. Tanto fue así que en 1994 lanzamos nuestra primera compilación con estos ritmos mínimos. Hace mucho de todo esto y os lo contamos con mucha melancolía pero el resto de la historia os lo explicaremos las próximas semanas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *